Saltar al contenido

¿Cuál es el origen de la purpurina?

agosto 15, 2019

Este curioso material también conocido como brillantina o escarcha lleva viviendo entre nosotros más de lo que seguramente imaginas.

Los primeros restos de pintura con brillantina, fueron localizados por primera vez en pinturas rupestres entre el año 40.000 y 10.000 a.C. Este tipo de pinturas se obtenían mediante una mezcla de diferentes productos naturales.

Desde entonces la purpurina, en cierta forma, ha estado en nuestras vidas. También se han encontrado datos de que alrededor del siglo XVII, se hacía una producto de brillantina mezclando alzogue, almojatre y azufre

Pero la purpurina que conocemos hoy en día fue creada en 1934 por Henry Ruschmann, un conocido maquinista de New Jersey (Estados Unidos)

Este respeta maquinista logró idear un modo de pulverizar plástico para crear grandes cantidades de purpurina.

A raíz de este invento, llegó a fundar una empresa, llamada Meadowbrooks Inventions, que a día de hoy es conocida como la mayor productora, distribuidora y exportadora de todo el mundo de este material.

¿Cómo empezó a llegar a nuestras vidas?

Se hizo popular en el sector de la belleza alrededor de los años 60, cuando ciertas firmas de este sector añadieron dicho producto a sus propios cosméticos (pintalabios, polvos o sombras).

Esta modificación, se dice que fue inspirada por los vestidos cubiertos de lentejuelas de Pierre Cardin.

Desde su creación, este característico material se ha ido encontrando en diferentes tipos de demostraciones artísticas en culturas antiguas.

Polvo de purpurina
Polvo de purpurina

Estas demostraciones se han visto reflejadas, entre muchos otros, en los hindúes cuando la utilizaban para maquillar su piel en sus fiestas o eventos más especiales, o en la cultura griega donde las mujeres usaban un tipo de purpurina, para resultar más atractivas, que provenía del plomo y terminó provocando la muerte a muchas de ellas por envenenamiento.