Saltar al contenido

¿Cómo hacer purpurina en nuestra casa?

agosto 20, 2019

Si estás pensando en hacer tu propia purpurina, ya bien para decorar cualquier cosa o para tus manualidades, en el siguiente post te vamos a mostrar cómo.

¿Qué se necesita?

  • Sal
  • Colorante alimenticio del color que se desee obtener la purpurina
  • Bolsa hermética

El primer paso es introducir una pequeña cantidad de sal en una bolsa que resulte segura, si puede ser con cierre hermético. Puedes usar la sal que desees, aunque las que mejor resultado dan, son la sal Epsom o la sal granulada marina. Vas a necesitar una bolsa por cada color de purpurina que vayas a utilizar. Puedes llenar las bolsas con la cantidad que desees obtener de purpurina, siempre y cuando no sea hasta el borde de la bolsa.

Agrega varias gotas de colorante alimentario en la bolsa de sal. Es aconsejable empezar con una cantidad baja de colorante, ya que si lo crees conveniente más adelante siempre puedes agregar más para intensificar el color. Cuánta más sal utilices más colorante será necesario agregar. Cuando más colorante añadas, más oscuro será el color final. Depende de la cantidad de sal que vayas a utilizar lo recomendable es entre 2 o 10 gotas.

Cierra la bolsa de plástico y mezcla la sal con el colorante, removiendo para que se mezclen bien los dos productos. Si una vez mezclado ves que el color no es el que buscabas, recuerda que puedes añadir más colorante.

Una vez todo mezclado, abre la bolsa, déjala en un lugar cálido y espera a que la sal absorba el colorante. Normalmente se necesitan sobre unas 3 horas, dependiendo de la cantidad.

Purpurina de sal
Purpurina de sal

Del siguiente modo ya podrías obtener tu purpurina, pero si deseas obtener un mejor resultado, sigue nuestro siguiente truco:

Precalienta el horno sobre unos 180ºC y deja que se caliente lo suficiente.

Vierte una la cantidad de sal, exacta a la que desees obtener de purpurina, en un envase que pueda soportar la temperatura del horno. La mesa común suele funcionar bastante bien.

Agrega unas gotas del colorante alimentario que consideres y mezcla el contenido cuidadosamente hasta que se combinen. Puedes mezclar varios tonos de colores, no te preocupes.

Esparce el contenido en una bandeja para hornear sobre papel de para hornear. Es recomendable esparcir la purpurina en una sola capa, sin que se amontone.

Una vez listo, introduce la bandeja en el horno para hornear la sal durante unos minutos. En unos 15 minutos será suficiente, hasta que el colorante se allá secado del todo.

Deja que la brillantina se enfríe sobre unos 30 minutos. Una vez fría ya estará lista para usar.