Saltar al contenido

La otra cara de la purpurina

agosto 16, 2019

El lado oscuro de la purpurina: no todo brilla tanto como parece

Cada día es mayor el debate que existe sobre la regulación de la purpurina. Cada día está más presente en nuestras vidas. Su impacto ecológico en el ecosistema marina es irrefutable.

La moda actual cada vez incluye más purpurina en sus prendas, lo que implica que en un futuro cercano la cantidad de purpurina en nuestra vidas será mayor al actual.

Cápsulas de purpurina y lentejuelas

Su problema es que a menudo estos productos suelen estar elaborados con plástico. Exactamente con aluminio y tereftalato de polietileno. Estos materiales tardan cientos de años en degradarse. Además se suma su pequeño tamaño que provoca verdaderos problemas para los ecosistemas marinos.

Sus efectos negativos pueden resultar mayores que los macroplásticos, debido a que estas partículas se introducen en los seres vivos del océano, provocando así su contaminación por su ingesta a toda la fauna marina.

Además estas partículas, según Estíbaliz Lópe-Samanie. responsable de medio marino de la asociación Vertidos Cero, tiene la capacidad de absorber y acumular contaminaciones.

Greenpeace ha calculado que entre un 21 y 54% de todos los fragmentos de microplástico del mundo se encuentran en la cuenca mediterránea, comparable a la de zonas de acumulación del Pacífico que albergan aproximadamente unas 1,455 toneladas flotando en sus aguas.

El impacto de estos efectos del plástico que pueda tener sobre el ser humano, según indica Vertido Cero, todavía se desconoce, ya que se encuentra en plena fase de investigación.

Cada vez más son los países que se suman a la prohibición de algunos productos cosméticos como dentífricos o exfoliantes que contienen microesferas de plástico.

Robert Thompson, biólogo marino de la Universidad de Plymouth, llevó a cabo una investigación en la que encontró partículas de microplásticos en un tercio de los 500 peces que examinaron de los canales ingleses. Pero no encontró nada de purpurina, aunque está claro que se encuentra en nuestro medio ambiente, no nos podemos hacer una idea de que cantidad.

Esta situación tan negativa para nuestra apreciada purpurina, ha provocado que muchas de las marcas que la fabrican empiecen a crear purpurina mucho más ecofriendly.

Esperamos que todas ellas tomen conciencia de la importancia de esta situación. Sólo sería un pequeño paso para reducir la cantidad de plástico en nuestro planeta, pero si se tomasen muchos pequeños pasos, se provocaría un gran avance en esta situación.

Amantes de la purpurina, la purpurina biodegradable es el futuro.